lunes, febrero 21, 2011

De paseo por la ciudad de las cuevas, Bhalil. Marruecos













Bhalil, la ciudad de las cuevas

Si bien la aldea de Bhalil no se encuentra en el camino principal de ninguna ruta de turismo popular en Marruecos y puede pasar desapercibida con facilidad, visitarla es una gran oportunidad para apreciar algunas de las casas mejor conservadas del estilo singular marroquí, así como todo un sistema de cuevas que funcionaron como hogar para mucha familias.

La aldea está rodeada de puentes, que fueron construidos para sortear el río que divide en dos barrios a la ciudad. Lo primero que llama la atención de Bhalil es el ritmo tranquilo, pero constante, con el cuál la gente desarrolla sus quehaceres diarios.

Artesanos tejiendo, comerciantes promocionando sus tiendas y olores de comidas tradicionales impregnan el aire mientras ascendemos las colinas hacia la cima, coronada por un valle verde y pequeñas colinas.

La otra sorpresa que nos encontraremos en Bhalil son las casas cuevas. Situadas, las pocas que quedan, junto a casas de diseño normal, las cuevas son ideales para mantener las temperaturas templadas, defendiendo del frío del invierno y el sol calcinante del verano.

Debido a que no hay muchos turistas visitando Bhalil, a poco de llegar seremos recibidos por los guías, y gracias a ellos podemos disfrutar de las casas cuevas, ya que de otra manera las fachadas pueden fácilmente confundirse con las casas normales que se encuentran a lo largo de la ciudad.