miércoles, julio 08, 2009

Cuevas de Longmen, reconocida belleza artística



fuente: Maritza Cardenas

Las Grutas de Longmen se encuentran al sur de la ciudad de Louyang, entre el Monte Xiang y el Monte Longmen y mirando hacia el río Yi. Estas grutas, junto a las Cuevas Yungang y las Cuevas Mogao son reconocidas como los tres tesoros más famosos que tienen inscripciones en piedra en todo el país.

Estas grutas fueron iniciadas alrededor del año 493 cuando el Emperador Xiaowen de la Dinastía Wei del Norte trasladó la capital hacia Louyang y fueron construidas constantemente durante 400 años hasta la Dinastía Song del Sur. Este lugar se extiende por 1000 metros de norte a sur y tiene más de 2300 agujeros y nichos, 1300 cuevas y 100.000 estatuas. La mayoría de los cuales son trabajos hechos durante la Dinastía Wei del Norte y la Tang. Muchos materiales históricos con respecto a la música, la religión, el arte, la caligrafía y la arquitectura se mantienen en estas grutas.

El Templo Fengxian fue construido durante la Dinastía Tang y es la gruta de mayor tamaño en Longmen con un ancho de 36 metros y 41 metros de largo. Allí se encuentran nueve figuras de gran importancia que tienen diferentes apariencias faciales y temperamentos que se construyeron concordando con los ritos budistas y su relación con los artistas.

Grutas de Longmen

La figura más impresionante es la estatua de Buda Vairocana sentado con las piernas cruzadas en un trono y tiene más de 17 metros de altura en total, con una cabeza de cuatro metros. Vairocana significa la iluminación de todas las cosas en el sutra. Este Buda tiene una buena figura y una expresión sagrada y amable con una sonrisa elegante. A su lado se encuentran dos estatuas de sus discípulos, Kasyapa y Ananda, que tienen expresiones devotas y prudentes.

La Cueva Wanfo fue completada en el año 680 y es una cueva típica cronológica de la Dinastía Tang con dos habitaciones y techos cuadrados y planos. Su nombre se lo debe a las 15.000 pequeñas estatuas de Buda que fueron hechas en las paredes sur y norte. El principal Buda Amida se sienta en posición de loto en un trono con una expresión en su rostro solemne y compuesta.

Además, hay varios relieves de hermosos cantantes y bailarines en las paredes. Los cantantes están acompañados por varios instrumentos y los bailarines hacen su danza graciosamente al ritmo de la música. Toda esta cueva tiene un ambiente de vida y felicidad.