sábado, octubre 11, 2008

La vida en una casa cueva. España


SÓLO EN LA PROVINCIA DE GRANADA SE CUENTAN 11.795 CASAS TROGLODITAS
La vida en una casa cueva

* Algunas disponen de yacuzzi e internet y forman parte de complejos turísticos de lujo



fuente:INMA MEJÍAS. El Mundo

MÁLAGA.- Las casas cueva de hoy ya no son lo que eran. En la provincia de Granada las hay a miles, algunas excavadas hace cientos de años e incluso miles. Hace dos décadas que empezaron a rehabilitarse y a despuntar como atractivo turístico y residencial. Algunas hoy se venden por entre 57.000 y 300.000 euros o se alquilan.

La capital y varios municipios de la provincia de Granada ofrecen auténticas cavernas de techos curvos y paredes encaladas, en las que el devenir de los siglos sólo se percibe por la conexión a Internet y el 'jacuzzi', como una alternativa a la típica y encorsetada urbanización. No en vano, cada una de ellas es única, dado que, para su construcción, el pico y la pala fueron los únicos materiales utilizados.

Según el estudio Cuevas en la Provincia de Granada, elaborado por la Diputación Provincial dentro del proyecto Eurocuevas, existen 11.795 viviendas bajo tierra en Granada, de las que 5.838 estaban habitadas como residencia principal en 2002 y otras 400 como viviendas secundarias.

"Hace unos cuatro años la venta de estas viviendas empezó a subir. Eran típicas de los pueblos, la gente vivía en ellas pero no se le veía valor como el que tiene un chalet. Hoy en día es al contrario, todo el mundo quiere tener una", señaló Rubén Gutiérrez de Rural Casas Cueva, empresa dedicada a la venta y alquiler de estas viviendas en la localidad de Galera.

En los años 70, unas 45.000 personas habitaban en estos barrios camuflados bajo montañas con chimeneas

En los años 70, unas 45.000 personas habitaban en barrios camuflados bajo montañas con chimeneas que surgían azarosamente del interior de la roca, pero esa cifra se quedó en la mitad en la década de los 90 por las migraciones a la ciudad. Algunos inversores avispados, supieron reconocer las ventajas de estas casas cavernícolas y las pusieron en boga.

Dentro del extenso catálogo de casas cueva, las hay desde prehistóricas, o la época musulmana a algunas de nueva construcción, pero todas ellas tienen la singularidad de que "son viviendas naturales, que en invierno no hace falta calefacción y en verano hace fresquito", dado que el grosor de sus muros proporciona una temperatura constante durante todo el año, según indicó Gutiérrez.

Además, en contraste con los tan de moda minipisos, estas viviendas ofrecen la amplitud que los apartamentos no permiten. "Hay gente que dice que tiene claustrofobia pero las habitaciones muy grandes, de 10 o 15 metros cuadrados y no hay problema", resaltaron desde esta empresa, que comercializa casas cueva desde 57.000 euros -cuatro habitaciones- hasta 300.000 euros. "Para como hoy en día está el mercado, están tiradas de precio", afirmó el responsable de Rural Casas Cueva, quien resaltó que la mayoría suelen incluir patios, parcelas en la entrada y chimenea.
(FOTO: Diputación de Granada)
Ampliar foto

(FOTO: Diputación de Granada)

Guadix, Baza, Benalúa, Benamaurel y Orce son los municipios que cuentan más casas cueva, aunque en la capital granadina también existen estas grutas habitables en la zona de Sacromonte y Albaycín, según Antonio Carranco, de Oasis Servicios Inmobiliarios, quien señala que el precio medio de una cueva de unos 80 metros cuadrados ronda los 180.000 euros, eso sí, con vistas a la Alhambra.

"Tampoco hay muchas a la venta pero hay demanda, aunque quién compra es como inversión para su explotación turística o extranjeros. No todo el mundo busca vivir en una casa cueva, es sobre todo gente joven y extranjeros", indicó Carranco. No obstante, el mercado nacional sí que busca este tipo de viviendas especialmente como segunda residencia o para escapadas de fin de semana.

Estas maravillas integradas en el entorno en muchos casos precisan de algún tipo de rehabilitación, ya que en muchos casos han sufrido el abandono durante años. De ahí que empresas como Casas Cueva se dediquen a la restauración de cuevas.

"Antes esto era un poco extraño porque la cueva era un producto que se conocía entre familias, para guardar animales o cosas. pero no para destinarla al turismo rural o a ocio. Cuando se empezaron a rehabilitar fue extraño pero tuvo buena aceptación y, año tras año, se va promoviendo mejor y se van conociendo más", relataron desde la promotora.

Cientos de estas cavernas se han reconvertido en alojamientos turísticos, como el complejo Pedro Antonio de Alarcón, que consta de 23 cuevas de arcilla, en Guadix, y dan ejemplo de cómo se puede adaptar a los nuevos tiempos una vivienda con miles de años. "Cuando te dicen 'casa cueva' piensas en una infravivienda, pero la gente desconoce lo que es, porque tenemos una adaptada a minusválidos, otra con 'jacuzzi'... Y eso siendo ecológicas, porque carecen de aislantes. Con esos muros tan gruesos la sensación que predomina es la de tranquilidad", comenta Ángeles Martín la comercial de este complejo.

2 comentarios:

Altiplano de Granada dijo...

me declaro apasionado de las casas cueva... En Granada y en mi comarca, El Altiplano de Granada hay gran cantidad de ellas, muchas dedicadas al turismo rural.

fatima dijo...

Dentro de poco quiero visitar algunas de ellas para incorporarlas .En Almería están muy decuidadas....