miércoles, diciembre 06, 2006

Cuevas -Bodegas Hita, Guadalajara







fuente:http://www.hita.info/troje/09/bodego.htm
Ángel Luis Trillo.

Dentro de los elementos paisajísticos, arquitectónicos, y tradicionales que configuran la fisonomía y el carácter de nuestro pueblo encontramos los bodegos y bodegas.
Estas construcciones aunque por su carácter y abundancia no destaquen a primera vista como elementos singulares del pueblo, sí que lo son, basándonos en su importancia pasada y como muestras de arquitectura popular.
Las bodegas aparecen situadas ascendiendo la ladera del cerro, testigo sobre el que se asienta el pueblo, y fueron excavadas probablemente por los árabes en una tierra arcillosa durísima: el légano o légamo.Su función principal ha sido la de guardar y criar el vino, ya que por estas tierras abundaron los viñedos en la Edad Media.
El gran número de bodegas que perforan el cerro, junto con el dicho de que "antiguamente era más fácil conseguir un vaso de vino que uno de agua", son pruebas de la importancia del cultivo de la vid en la antigua economía de Hita.
También se cree que las bodegas, muchas de ellas comunicadas entre sí constituyendo una especie de laberinto, pudieron formar parte del sistema defensivo.Los judíos fueron dueños de una gran parte de ellas, así como de los viñedos, hasta que llegó su expulsión a finales del siglo XV. Es en este momento cuando empieza a desaparecer el cultivo de la vid por estas tierras, llegando rastros de esta tradición hasta nuestro siglo en que se pierde de forma definitiva.

Actualmente las bodegas, perdida ya su función, se encuentran abandonadas y en mal estado, conservando todavía las tinajas que guardaban antiguamente el vino.Se recuerdan todavía los nombres de algunas de ellas: "La bodega de Cuenca", "La bodega de Torres", "La bodega de la Memoria",... y también las tertulias de los hombres reunidos en ellas al calor de unos vasos de vino y el proporcionado por la propia cueva en un día de invierno.
Por encima de las bodegas y de lo que en su día fue "el barrio alto", a uno y otro lado del solar que ocupó la Iglesia de Santa María se sitúan "los bodegos" que son cuevas vivienda. Estas construcciones forman parte de la arquitectura popular más primitiva pero no por ello menos interesante. En Castilla-La Mancha y en toda España aparecen distintos ejemplos de cuevas vivienda.Los bodegos constituyen un barrio singular, mostrando al exterior solamente la fachada de entrada a la cueva construida de adobe y encerrando en su interior varias habitaciones dormitorio, la cocina con el hogar y en algunos casos una cuadra en el fondo de la cueva.
Una característica interesante es el mantener una temperatura agradable durante todo el año en su interior por lo que resultaban confortables para sus habitantes en este sentido.
Existían ya en la Edad Media, siendo parte de ellos también de los judíos. Además de utilizarlos como vivienda, en algunos casos servían de almacén.
En el siglo XVIII, los bodegos seguían habitados contándose catorce en buen estado y ya en nuestro siglo algunos de ellos han permanecido habitados hasta después de la Guerra Civil.

Hoy se encuentran totalmente abandonados, exceptuando tres ó cuatro en buen estado, de los cuales, dos pertenecen a Don Manuel Criado de Val.
Estas antiguas construcciones, bodegos y bodegas, se encuentran en proceso de desaparición y con ello se da un paso más en la pérdida de lo que caracteriza y confiere una personalidad propia y particular a este pueblo.