miércoles, septiembre 28, 2011

Nueva Generación de Casas-Cueva Yaodong en la Meseta de Loess


fuente: http://www.worldhabitatawards.org/winners-and-finalists/project-details.cfm?lang=01&theProjectID=314


República Popular de China
En la zona de cuevas yaodong de la meseta de Loess se han construido más de 1.000 viviendas medioambientalmente sostenibles utilizando métodos tradicionales de ahorro energético y diseño autóctono para la vivienda. Las viviendas de bajo coste se construyen mediante un sistema de autoayuda, el uso de sistemas de energía solar innovadores, y métodos de ventilación natural que reducen al mínimo el consumo de energía. Fines y Objetivos
•Fomentar la sensibilización pública sobre la sostenibilidad en la meseta de Loess que comprende ahorro energético, ahorro de terrenos de cultivo y conservación del medioambiente.
•Mejora de la capacidad de diseño, de planificación y de gestión por parte de los habitantes locales y de las instituciones locales en cuanto a vivienda que proporcione un nivel de vida mucho mejor.
•Mayor acceso a mejores y más asequibles viviendas para los habitantes del medio rural en la meseta de Loess.
•Creación de un nuevo modelo de vivienda yaodong que no solamente herede las características de ahorro energético tradicionales sino que se ajuste a la vida moderna y atraiga a moradores rurales cuya riqueza va en aumento.
•Reducción del consumo energético.
•Evitar la pérdida del diseño de vivienda autóctono adecuado y tradicional.
•Desarrollo de habilidades personales en el campo de la construcción de viviendas yaodong en áreas rurales y suburbanas.
Descripción del Proyecto
Situada en la parte centro norte de China, la meseta Loess de ondulantes colinas ocupa casi 500.000 km2 de extensión; la región cuenta con una población de cuarenta millones de habitantes y el 75 por ciento de esos habitantes son agricultores en zonas rurales.




Las condiciones de vida son de las peores en China, aunque en la actualidad los ingresos están aumentando y los distintos tipos de renta están ampliándose. Un 90 por ciento de la población rural viven en varios tipos de yaodong, o casas cueva. Los tipos más antiguos se excavaron en las laderas, y desde entonces han ido evolucionando hasta convertirse en moradas de mampostería un poco más separadas de la roca (en la actualidad solamente un 10 por ciento son del tipo excavado, el 70 por ciento tienen un muro trasero que colinda con la ladera y el resto es totalmente independiente de la roca.

Una vivienda para una familia suele consistir en dos o tres aperturas con arco que se comunican en el interior. El espacio entre los arcos se rellena con tierra para colocar una gruesa cubierta a un agua. Las viviendas yaodong que no se apoyan en la roca no son como las casas corrientes en el sentido de que se utilizan el diseño tradicional y materiales sencillos al igual que una configuración agrupada tradicional, que conservan un poderoso sentido comunitario.Debido al rápido crecimiento de la economía china, la mayoría de los habitantes del entorno rural desean vivir en casas más modernas y no suelen quedar satisfechos con las tradicionales moradas yaodong. Según acumulan riqueza, muchos de los jóvenes prefieren construir estructuras de hormigón que consumen mucha más energía y contaminan más, utilizan más terreno cultivable con lo que hay un impacto sobre el ecosistema. Se corre el riesgo de perder las tradiciones de construcción indígena. Tendencia que ya está bien establecida con la rápida urbanización en las ciudades chinas orientales.
La iniciativa comenzó con un proyecto piloto en la aldea de Zaoyuan donde se construyeron 85 casas (entre 1996-2001). En la actualidad el proyecto ha visto el desarrollo de más de 1.000 viviendas construidas por familias mediante los métodos de construcción de autoayuda tanto en el medio rural como en el suburbano. Además, una promotora inmobiliaria privada ha construido otras 1.200 viviendas y dos grandes hoteles.

El nuevo diseño de vivienda se basa en un diseño tradicional pero la yaondong se convierte en una vivienda de dos plantas, con solarium en la parte delantera y cubiertas protegidas con tierra que ayudan a que entre más luz natural al interior, al igual que mejoran la ventilación y la humedad naturales. Este nuevo diseño ha sido creado en colaboración con los ocupantes, y permite la continuidad de la práctica de un estilo de vida tradicional. Las casas tienen azotea ajardinada y protección de masa térmica. Aunque las viviendas son de bajo coste, son lo suficientemente modernas para atraer a los habitantes de la zona. Sistemas de calefacción solar y métodos de ventilación innovadores han sido instalados con éxito mientras que se han conservado las tradicionales fachadas con arco ya que son de cierta importancia cultural. La población local participa durante todo el proceso de diseño y construcción, y el gobierno local de Yanan ha respaldado la iniciativa. Cada vivienda tiene unas dimensiones de unos 80 o 100 m2 y los gastos de construcción se sitúan en 220¥ (yuanes chinos) por metro cuadrado (27$/m2). El gasto total de cada vivienda asciende por lo tanto a 2.160$ USA - 2.700$ USA. Esta cifra no comprende el gasto de la parcela, patio o decoración. La renta media anual de un aldeano es de 2000¥ (250$) y al no haber subvención estatal alguna estas viviendas no son asequibles para las familias más pobres del entorno rural, pero sí es posible que las personas con una mejor renta puedan pagar esa cifra. La asistencia técnica que ofrece Centro de Investigación para la Construcción Verde (GBRC, por sus siglas en inglés) es gratuita ya que los gastos son sufragados mediante financiación de la administración central.
Los ocupantes, los miembros de la administración de la aldea, artesanos locales y funcionarios colaboran en el diseño de estas moradas. Trabajan con los investigadores de la universidad que viven en la aldea mientras se realizan los trabajos. Los ocupantes conservan el dominio de las viviendas como propietarios. Los ocupantes son los que construyen las viviendas de principio a fin. Y esta sensación de continuidad cultural es muy importante.

Los sondeos demuestran que los residentes opinan que la nueva yaodong es algo que no les ha sido externamente impuesto sino que es parte de su desarrollo vital y representa la continuidad de su tradición constructora. La opinión subjetiva de los ocupantes de las nuevas viviendas y su participación en el diseño y proceso de construcción se considera un aspecto importante de la sostenibilidad de la vivienda, igual de importante que los aspectos de ahorro energético y contaminación.
Los amigos y vecinos ayudan a construir las casas haciendo uso de sus habilidades constructoras tradicionales.

El proyecto piloto finalizó en 2001, y el tipo de casa creado continua construyéndose; ya hay más de 1000 construidas por los aldeanos, y muchas más por inmobiliarias privadas

Aspectos Innovadores Claves •Creación de un nuevo modelo de vivienda para la población rural que esté relacionado con las raíces locales y tradicionales, pero que satisfaga las circunstancias y expectativas económico-sociales que cambian (a diferencia de la arquitectura china moderna que sigue los modelos occidentales).
•Uso de construcciones de dos plantas en vez de una sola planta para ampliar el espacio funcional disponible.
•Consumo cero de energía para la calefacción, ventilación y aire acondicionado debido al uso de energía solar y sistemas de ventilación natural.
•Utilización de métodos de protección con tierra sobre el tradicional arco para aumentar la estabilidad térmica.
•Reconocimiento del valor de la participación de los residentes en el diseño y proceso de construcción.
Sostenibilidad Medioambiental
Este diseño implica el uso de la topografía local para formar la estructura de la vivienda con lo que se reduce la cantidad de materiales de construcción para la cubierta y los muros. Los materiales utilizados son locales, también se ha utilizado material de construcción reciclado en la medida de lo posible.

La utilización de solariums ayuda a reducir la cantidad de calefacción interior requerida. El carácter protectivo (con la tierra) de este diseño significa que aunque la temperatura en el exterior sea de 20 ?C bajo cero, la temperatura interna se puede mantener a 10 grados, tan solo con usar la tradicional kang (una cama de piedra conectada a una estufa interna).

Las yaodong antiguas consumían 15kg de carbón por metro cuadrado; las casas de hormigón necesitan 25kg. Pero las nuevas yaodong únicamente necesitan un mínimo de 0 y un máximo de 5kg. Con una proporción de emisiones de CO2 en la localidad de 2,4:1; el ahorro de emisiones de dióxido de carbono en cada inmueble de 100 metros cuadrados es de 2.400kg (2,4 toneladas). A consecuencia del proyecto han disminuido las emisiones, y la contaminación derivada del proceso de construcción se ha reducido a un mínimo mediante el uso del terreno existente y una cantidad mínima de material de construcción.

Las casas están excavadas en los bancales yermos o muy duros para la labranza, por lo tanto así se conserva el terreno disponible para la agricultura.


Sostenibilidad Financiera
Al no haber subvención estatal y el coste de la vivienda lo financian las mismas familias que la ocupan, el proyecto no depende de fuentes externas de financiación. Los gastos de asistencia técnica de GBRC se sufragan mediante una subvención del gobierno, la cual continuará.

El conservar la población joven en la zona gracias a viviendas más modernas contribuye a impulsar la economía local e impide el descenso de población asociado con la emigración rural.

Las casas-cueva de la zona han sido promocionadas como atracción turística (gracias al trasfondo histórico relacionado con el inicio del régimen de Mao-Tse-Tung). El conjunto de cuevas vivienda más grande del mundo (al norte de Yanan) ha sido transformado en un hotel de ocho plantas con 300 habitaciones. Algunas de ellas aún conservan la cama de piedra caliente, otras cuentan con camas normales para satisfacer la demanda turística.

Los gastos de las nuevas moradas yaodong son aproximadamente la mitad de los pisos nuevos que se están construyendo con métodos occidentales, y los materiales de los pueblos del entorno lo cual anima a los jóvenes a permanecer en el medio rural.

Los recibos domésticos no son tan altos ya que este nuevo diseño con solarium calienta la vivienda mucho más que antes.

Sostenibilidad Social
La comunidad trabaja en grupo, amigos y vecinos, para construir sus propios hogares. El diseño de la vivienda es más propicio para que la gente conozca a sus vecinos que viviendo en un piso nuevo en uno de los pueblos de la zona. Las habilidades de construcción y los conocimientos sobre el ahorro energético han mejorado a raíz del proyecto, y se ha conservado una población joven local que ayuda a mantener las infraestructuras comunitarias.

También se ha creado un ambiente más sano dentro de las viviendas gracias a la ventilación y a la reducción de los niveles de humedad mediante una mejor calefacción.

La participación en el proceso de diseño es algo pionero en este contexto, y ha sido especialmente valiosa porque el Centro de Investigación para la Construcción Verde (GBRC) concede mucha importancia a las observaciones de los ocupantes.

Obstáculos Encontrados
Hubo que enfrentarse a las convicciones tradicionales y a las nuevas aspiraciones. Los jóvenes quieren viviendas al estilo de una ciudad moderna, ya que el deseo de equiparse a los criterios de calidad occidentales es dominante; las generaciones mayores prefieren las viviendas a la antigua usanza y no desean cambiar. El gobierno local quiere que la modernización se asemeje a Londres, Shanghai o Beijing.
Lecciones Aprendidas
Los ocupantes necesitan asesoramiento sobre cómo aprovechar al máximo las nuevas viviendas y las casas de prueba son importantes a la hora de convencer a los residentes de la zona respecto a las nuevas ideas de diseño.



Un proceso de diseño completamente local es imposible ya que para los residentes lo materiales de construcción que no sean locales y modernos significan progreso y mayor estatus.


Los principios ecológicos que han de aplicarse deben ser distintos para los distintos medios, rural y urbano, puesto que el énfasis las zonas rurales recae sobre la conservación de los valores de diseño tradicional. Las soluciones de tecnología avanzadas y los métodos costosos no son los adecuados en estas zonas rurales.

El fomento de soluciones menos avanzadas no convencerá a los residentes locales a menos que haya una mejora significativa de las condiciones de vida. En este caso, se consiguió con una mejora de la calidad atmosférica dentro de la vivienda.

Evaluación
En el estudio piloto, se realizó un examen de las 85 viviendas construidas, que supervisó el rendimiento térmico y la satisfacción de los ocupantes. Los ocupantes participaron estrechamente en el proceso de supervisión. Se descubrió que las temperaturas internas son de una media de cinco grados más que en edificios nuevos (Vg.: subiendo de 10 a 15 al medio día), y la luz en el interior de la vivienda y la ventilación son mejores que en los nuevos edificios.
Transferencia
La iniciativa comenzó con un proyecto piloto en la aldea de Zaoyuan donde se construyeron 85 casas(entre 1996-2001). En la actualidad el proyecto ha visto el desarrollo de más de 1.000 viviendas construidas por familias mediante los métodos de construcción de autoayuda tanto en el medio rural como en el suburbano.

Una inmobiliaria local ha utilizado variaciones sobre el diseño y se han construido otras 1.200 viviendas de nuevo diseño, al igual que dos hoteles grandes. Una nueva comunidad de yaodong ha sido creada en la periferia este de Yanan, y otra comunidad está en siendo construida. Varios empresarios privados proyectan construir en la meseta de Loess (en las provincias de Gansu y Shaanxi).

Académicos y arquitectos de otras zonas de China han visitado el proyecto y han creado proyectos parecidos para mejorar la arquitectura autóctona de forma que se ahorre energía. Por ejemplo, el Catedrático Jiang Shuguang de la Universidad de Shi He Zi en la provincia de Xinjiang ha creado un nuevo tipo de vivienda rural. El denominador común de estos esfuerzos ha sido la idea de que la creación de nuevas formas puede mantener los valores tradicionales de las comunidades locales; y eso es lo que significa la sostenibilidad.

El Catedrático Liu Zheng de la Universidad Politécnica de Inter-Mongolia está creando un nuevo tipo de vivienda autóctona (en forma de tienda) para la población rural Mongola.

Punto de Contacto
Professor Liu Jiaping
Director
Research Centre of Green Building
Xi'an University of Architecture and Technology
Yanta Road 13, Xi'an
Shaanxi 710055
China

Teléfono +86 29 8220 2487
Fax +86 29 8220 2904
Correo Eléctrónico liujiaping@xauat.edu.cn