martes, febrero 23, 2010

Tijarafe y las Cuevas de la Candelaria




fuente: http://images.google.es/imgres?imgurl=http://www.chumajek.com/foros/attachment.php%3Fitem%3D2027%26download%3D1&imgrefurl=http://www.chumajek.com/foros/viewtopic.php%3Fid%3D258&usg=__iJXheAV4cDNl8q3oV0ARfd0SBlE=&h=800&w=600&sz=147&hl=es&start=16&um=1&itbs=1&tbnid=LBNTU0_hQBFxsM:&tbnh=143&tbnw=107&prev=/images%3Fq%3Dcasas%2Bcueva%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3DN%26rlz%3D1W1GGLL_es%26tbs%3Disch:1

fuente:Carmen Hernández
El pueblo de Tijarafe, en la isla de la Palma, ocupa el quinto lugar en tamaño de todos los municipios de la isla. La extensión de su superficie es de casi 55 km2, lo cual lo coloca detrás El Paso, Garafia, Mazo y Fuencaliente. Linda al norte con Puntagorda, y al sur con los municipios de Tazacorte y Los Llanos de Aridane, de los cuales lo separa el barranco de Las Angustias, barranco que da salida a las aguas de la Caldera de Taburiente.

La orografía del terreno es muy abrupta y accidentada, y posee una pendiente que se inicia en las cumbres de la isla y desciende hasta el mar mientras y que se muestra cortada por multitud de barrancos. Esta pendiente se suaviza entre los 400 y 800 metros, altura a la que se sitúan casi todos las localidades de la geografía palmera. La costa de Tijarafe está cortada en el tramo final por un impresionante acantilado de unos 200 metros de altura.

La economía de este pueblo trabajador y hacendoso gira en torno de la agricultura y la ganadería. Esta economía nace sobre todo del cultivo del plátano, que por cierto ocupa el 69 por ciento de la población activa. El núcleo urbano se asienta en medio de la carretera general LP.I, de Santa cruz de la Palma a Puntagorda, que atraviesa el municipio de sur a norte. Es a ambos lados de la carretera donde se asientan la mayoría de las casas.


Por tanto, Tijarafe no posee playas ni lugares por donde se pueda acceder fácilmente al mar, por lo que no puede ofrecer actividades acuáticas de ningún tipo. Sin embargo, los habitantes de este pueblo tienen un rincón en un paraje de su costa, que es su orgullo. El Poris de Tijarafe o Cuevas de la Candelaria es un portento de belleza y esfuerzo por parte de los tijaraferos, esfuerzo por disfrutar de un mar que se les niega por lo salvaje de sus costas y la imposibilidad de acceder a ninguna playa.

Este rincón escondido, es una cueva natural, que podría haber sido un refugio de piratas.Ahora es refugio y puertito de pescadores, y en él han construido viviendas incrustadas en la roca de la cueva. No cabe ninguna duda de que el mar tiene una atracción muy grande para el hombre, y el hombre canario no se resigna a no tener el placer de convivir de cerca con el mar que baña a su isla Bonita. Aquí les dejo una espectacular imagen de esta cueva mágica, nacida de la colaboración de la naturaleza y el hombre de nuestra tierra.