lunes, enero 22, 2007

Sacromonte .Desalojo de cuevas.







Afectados por el desalojo de Sacromonte dicen que detrás de la decisión municipal hay la 'especulación inmobiliaria'.
El colectivo de vecinos afectados por los desalojos del Cerro de San Miguel aseguró hoy que la decisión del Ayuntamiento granadino de, a través de un decreto, desalojar a sus moradores 48 horas después de la comunicación oficial para que abandonen las cuevas de forma voluntaria, responde a una 'especulación inmobiliaria'.

Los vecinos aseguraron que las cuevas del barrio del Sacromonte y de San Miguel Alto son terrenos 'jugosísimos para especular porque tiene unos paisajes increíbles'. Así, añadió que, 'casualmente, hace un año que esta zona se ha recalificado como urbano'.

En este sentido, aseveraron que ahora han construido una 'pila' de chalés y que tienen previsto la edificación de otros 6.000 que van a atravesar los bosques que hay detrás de estas cuevas, 'cargándose así un entorno increíble'. De esta forma, dijeron que esperan que 'se les acabe el dinero antes de que se les vaya la olla'.Asimismo, apuntaron que 'simplemente' les quieren echar porque 'quieren hacer viviendas, puesto que esta zona es alucinante y la disfruta mucha gente'. Igualmente, opinaron que hay una 'especulación inmobiliaria tremenda pensada solamente para los ricos, ya que aquí quieren hacer un parque para los perros de diseño'.

No obstante, los vecinos manifestaron que la resolución que el Ayuntamiento les ha hecho llegar, 'pasándonosla por debajo de la puerta', es, a su juicio, 'totalmente ilegal e improcedente', ya que, 'además de atentar contra los propios ciudadanos, no nos han dado la posibilidad de alegar y nos niegan el derecho a la vivienda'.

A este respecto, el colectivo de afectados apuntó que se va a producir un desalojo 'totalmente improcedente e irregular' sustentado en una base que, a su entender, 'parece chistosa', porque se trata de la 'previsibilidad de una caída'.

Es decir, que para los vecinos se están basando en la 'probabilidad y en el azar'.


Por otra parte, lamentaron que el propio Ayuntamiento les califique de 'indigentes, porque en las cuevas hay gente de todo tipo, ya sean licenciados, trabajadores, artistas o estudiantes, también viene mucha gente a pasear y a hacer deportes'.

Así, reiteró que 'no hablamos de que de cuatro colgados que viven en las cuevas, sino de mucha más gente que tiene aquí su vida'.

Por último, el colectivo indicó que siguen a la espera y con datos que avalan su situación y exigió al Ayuntamiento que les permita ver el informe técnico que debe acompañar a la notificación de desalojo vinculada a las propiedades.

De esta forma, aseguró que, de momento, 'quieren dejarnos en situación ridícula porque las 48 horas irrevocables que decretó la Policía para desalojarnos ya han cumplido'.