jueves, septiembre 17, 2015

Vivir bajo tierra

Cuevas y troglod
fuente:http://www.decomundo.es/bioviviendas-vivir-bajo-tierra Escrito por lileka en dic 12, 2014 Las bioviviendas son una reactualización de la extendida tradición de tener una vivienda en una cueva. Son viviendas construidas bajo tierra siguiendo principios de sustentabilidad. Normalmente se trata de viviendas modulares de alta resistencia y fácil montaje, completamente equipadas, y que no requieren el sostén de una cueva. El coste de su construcción y el de mantenimiento es bastante inferior al de una casa en plantas convencional. Gastan un 90% menos de energía que una casa normal en lo que se refiere a su climatización ya que al ser viviendas subterráneas están naturalmente protegidas del calentamiento global. El frío y el calor no inciden en su interior. Además están protegidas de las lluvias ácidas, las bombas, los tornados, los incendios y los temblores del terreno. Estas casas aprovechan el propio terreno de la excavación para construir las paredes interiores. A éstas se aplican lozas de cemento para la contención de la excavación y madera para levantar las paredes divisorias, todo ello con un muy reducido impacto visual sobre el paisaje circundante y sin generar residuos. Su construcción puede demorarse aproximadamente unos 30 días. A pesar de estar semienterradas, estas viviendas reciben mucha luz natural gracias a sus pasos libres al exterior y esto contribuye a que, una vez dentro, no se tenga la sensación de estar bajo tierra. Generalmente su techo es ecológico, de plantas naturales. Suelen ser muy amplias y confortables. Para reducir aun más el consumo de energía se las puede equipar con una bomba de calor geotérmica, paneles fotovoltaicos y una turbina de viento para generar energía renovable. Estas viviendas bioclimáticas tienen algunas vulnerabilidades y desventajas, como ser el ser más proclives a ser inundadas, el de depender de un solo proveedor a la hora de ser reparadas ya que existen pocas empresas dedicadas a este tipo de construcciones, y la existencia de vacíos legales que hacen que pueda ser denegada su excavación. Por lo demás, todo parecen ser beneficios de cara a un futuro de fuertes cambios climáticos y en el que las fuentes fósiles de energía estarán muy limitadas.